Debemos tener cuidado de no caer en uno de los errores más comunes y extendidos en el maquillaje "casero", los profesionales no caen en este error pero nosotras desde casa podemos no darnos cuenta de lo importante que es igualar el maquillaje del cuello con el de la cara. Tampoco es necesario maquillar el cuello exactamente igual que la cara, pero si que podemos dar unos pocos y sencillos toques que nos ayudan a evitar un contraste mayor entre la cara y el cuello.
La regla más sencilla es a la vez que nos maquillamos el rostro y con el mismo tono de maquillaje es extenderlo con menos intensidad hacia la parte baja de la barbilla y cara, podemos ayudarnos de una brocha gruesa o de gran tamaño, esta será nuestra mejor aliada para este tipo de maquillaje ya que nos ayudará a difuminar mucho mejor y más rápido que otro tipo de brocha o aplicador.
Es recomendable no abusar de este tipo de maquillaje y reservarlo para las ocasiones especiales y en el día a día mantener nuestro estilo de maquillaje más natural. 
Si nuestro caso fuese que en el día a día nos maquillamos mucho entonces si que deberíamos maquillarnos el cuello todos los días.

Aparte de para evitar el mal logrado contraste, el maquillaje en el cuello nos ayudará a elimintar imperfecciones que de otra forma no podríamos, imperfecciones tales como arrugas, manchas en la piel, rojeces, o lunares que queramos disimular suavemente.
Este tipo de maquillaje nos puede ayudar tanto a estilizar nuestra figura si iluminamos el cuello como a quitarle más importancia al cuello y dársela a la cara si maquillamos más oscuro el cuello que el rostro.
Si tenemos el rostro muy redondo o poca barbilla también podremos combinar el maquillaje de esta zona con el del cuello dándo luminosidad a la barbilla, colorete a las mejillas y luminosidad también a la mandibula. Si tenemos cuidado con estos toques podremos conseguir el efecto deseado sin mucha difucultad ya que este tipo de trucos nos ayudan a marcar nuestras facciones.

 


Comments


Comments are closed.